Mis hábitos de escritora

Bueno, en la entrada de hoy me voy a saltar un poquito el furor que traigo de la preventa de mi libro (que es decir mucho, me estoy conteniendo bastante de seguir molestando con eso), así que hablaremos de otra cosa porahora.

Bueno, para empezar, debo aclararles que tengo poquito de haber agarrado hábitos de escritora, es decir, manías casi rutinarias en mi quehacer literario, y esto es porque, en sí, dedicándome a escribir largo y tendido y enfocándome en mis propias historias, tengo poco más de un año y medio. Otra aclaración: escribo desde los trece, y siempre me ha gustado muchísimo (tanto o más que hacer obras artísticas) pero nunca me dediqué a profundidad a ello porque lo hacía más por diversión que otra cosa.

Y bueno, se me antojó hablar de mis habitos de escritora porque hace rato… me subí a la báscula y di el grito en el cielo. Oh, sí, el maldito monstruo del peso me alcanzó por fin xD la maldita manecilla del aparato no paraba de subir y yo me quise tirar de cabeza haha. Es decir, no soy gorda ni nada por el estilo, pero vaya que sí he subido algo de peso desde que me senté frente al teclado gracias a esos malos hábitos que me agarré en el último año y medio, así que ya está decidido que me voy a empezar una dieta… pero, ¡en fin! He aquí mis hábitos de escritora 😀

1. Bebidas: nunca puedo escribir si no estoy bebiendo algo. Ojo, no tiene que ser una bebida alcohólica, de hecho casi nunca lo es (excepto en capítulos decisivos, allí sí me zampo una buena copa de vino tinto o una botellita de cerveza bieeen oscura). Lamentablemente, me acostumbré a que muchas de estas bebidas fuesen energéticas, y he allí el origen de mi problema de aumento de peso.

2. O escribo muy tarde o muy temprano. Así es, si quiero escribir agusto y con inspiración, debo hacerlo temprano, casi que al comenzar mi día, o de plano ya entrada la noche.

3. Música: depende de mi nivel de concentración y de la escena. Hay días en los que puedo escribir con mucha tranquilidad con música de fondo, pero hay otros en los que de plano, cualquier ruidito me desconcentra (sobre todo si son escenas de batallas o que requieran alguna secuencia muy específica de acción, porque si no, termino escribiendo cosas que solo yo entiendo.)

4. Adicción al café. Esto lo incluyo a la lista porque, como le platiqué una vez a Paula de Grei, me hice adicta al café gracias a la escritura.

5. Higiene: definitivamente, no puedo escribir si no me he duchado primero (y de preferencia, con agua bien caliente). Me he llegado a bañar dos veces al día con tal de sentirme cómoda.

6. Miro mi librero: Sí, aunque no lo crean xD un hábito que tengo cuando me da un pequeño bloqueo, es dar media vuelta, admirar mi librero y suspirar, diciéndome a mí misma que algún día, mi saga va a estar allí, en al menos mi propia estantería. Eso me inspira 🙂

7. Siempre, siempre cargo una libreta en mi bolsa, y dicha libreta es exclusiva para anotar ideas respecto al libro que estoy escribiendo, porque con el tiempo, se vuelve un pequeño tesoro. (Tengo una que cargaba para el primer libro de LNDB, y ahora que lo he terminado de escribir, está llenísima y llena de cosas que me traen mucha nostalgia.)

8. Acoso en silencio a mis escritores favoritos. Sip. Yo stalkeo, y stalkeo mucho hahaha, pero no es porque de verdad sea una acosadora, es porque me gusta ver lo que la gente que admiro hace, y eso me ayuda a inspirarme a hacer cosas de tan buena calidad como las de ellos C:

Y ustedes, ¿qué habitos tienen como escritores? si se hacen un post como este, me avisan para leerlo 😀

Anuncios

¡Tienda online abierta!

prints-tienda-copy

Así como lo leen. Después de ocho años de estar haciendo obra y exposiciones, vendiendo pieza por pieza de forma compleja y poco satisfactoria, estoy muy feliz de por fin poder presentarles mi tienda online de prints. Aquí van a poder conseguir algunas de mis obras recientes con la más alta calidad del mercado: tintas y papeles algodón de calidad museográfica, certificados de autenticidad, números de serie, piezas limitadas y los más altos estándares de duración. Cada obra está tan cuidadosamente elaborada que su tiempo de vida sobrepasa los cien años y además, estoy haciendo envíos a todo el mundo.

En serio, es una enorme satisfacción para mí el poder poner al alcance mi trabajo de una forma digna para ambas partes, tanto para el comprador como para mí misma. Estén seguros que, sea la pieza que sea, todas están hechas con mucho amor y mucha, mucha calidad. Espero y se den una vuelta, conozcan, compartan y, si les gusta, llévense un trozo de mi alma a casa 🙂

Para quienes no la conozcan, aquí les dejo una muestra de mis obras:

Devorador de Lotos

(2013)

Hace muchos, muchos años, cuando apenas comenzaba el tiempo, había un bellísimo Loto que yacía solo en un estanque de oscuridad, situado en un perdido espacio del universo que aún estaba vacío, sin luz ni vida.

Cuando lo deseaba, la flor se abría con fuerza para dejar brotar de sus entrañas sinfín de estrellas y luces, puesto que el brillo de éstas le traía felicidad y compañía en medio del solitario estanque, aun cuando estas criaturas morían instantes después de haber nacido, desapareciendo y dejando un rastro de resplandor difuso.

Cierto día, y después de que el Loto acabase de expulsar un enorme halo de estrellas, un extraño ente gigantesco, hecho de Lunas y nebulosas de miles de colores, se le acercó. El Loto se percató de que el extravagante ser tenía en su interior un agujero que succionaba todo a su paso, comiéndose el rastro de luz que había dejado su místico espectáculo.

Aquel ser era tan indescriptiblemente bello que el Loto se quedó prendado de él, de su cercanía y su voracidad. Empezó a expulsar estrellas cada vez que le era posible, viendo que la extraña criatura permanecía a su lado para poder devorarlas.El Devorador se quedó largo tiempo junto al Loto al tiempo que el universo se formaba, puesto que la mística planta hacía lo posible por expulsar las estrellas de su interior la mayor cantidad de veces posibles, ya que así podía mantener a la criatura cerca de él evitando que se fuese a buscar otras fuentes de alimento.

Con el caminar de los siglos, el Loto comenzó a morir, siendo incapaz de seguir manteniendo el apetito del ser que cada vez le consumía más y más. Ahogado en tristeza, supo que su vida terminaría muy pronto y con ella, el hermoso ser se alejaría para siempre de su lado.

Decidido, el Loto se contrajo con todas sus fuerzas hasta parecer un pequeño punto en el espacio. Después, se abrió magníficamente, expulsando de su ser millones de estrellas y cometas que volaron a través de todo el universo. Creó constelaciones, planetas, estrellas gigantes y fugaces al mismo tiempo que consumía hasta la última partícula de su propio ser, impregnando en esas nuevas creaciones una vida tan larga que duraría milenios.

El Devorador, siempre hambriento, se fue en busca de aquellas estrellas para seguir alimentándose con su resplandor. El Loto sabía bien que el número era tan infinito como el amor que tenía por el ser hecho de Lunas, por lo que su amado jamás moriría de hambre. A medida que lo veía alejarse, el Loto volvió a contraerse y, en un parpadear, estalló, repartiéndose en cientos de brazos de luces y estrellas, formando lo que ahora es nuestra galaxia.

Las semillas del Loto, aquellas estrellas milenarias, sobreviven hoy en día en nuestros cielos, manteniendo en sus entrañas aquel amor que su creador tenía por el Devorador de Lotos e inspirando a los hombres desde la lejanía de la noche, tan sólo aguardando a cumplir su promesa inmortal.

Primera reseña para “LNDB”

Van a tener que lidiar conmigo, y perdonar el derroche de felicidad un tanto pretencioso que voy a tener ahora mismo. Es sólo que no puedo estar más feliz. Ha salido ya la primera reseña de mi libro por parte de la voz de Annie Hatuna, una bloggera literaria. Estoy ahora mismo aguantándome las ganas de ponerme a llorar porque nos han dado CINCO ESTRELLAS y una reseña extraordinaria Ya no me cabe en la cabeza escribir nada más; mejor, que sus palabras hablen por mí:

lndlb01

El Impostor

Segundo relato de “Odisea por cinco tierras y una noche”. Espero les guste. Y como siempre, este relato viene acompañado de su obra alusiva.

Pasa justo sobre mi cabeza. No la he podido ver con claridad, pero sé que se trata de la barca. Mi cuello vira hacia la silueta difusa mientras mis oídos se concentran en escuchar el suave aleteo que pretende convertirse en un murmullo distante. La gente común suele ser fácilmente engañada por aquel ruido, confundiéndolo de inmediato con el soplo del viento al no poder ver al ente que surca los cielos, mimetizándose con la oscuridad nocturna gracias al hechizo que carga en la parte trasera de la barca. Seguir leyendo

¡Presentamos nuestra banda sonora!

“La Nación de las Bestias”, si bien todavía no se ha publicado, ya ha pasado a través de algunas manos, algunos lectores que me han dado el honor de darle una revisada a la historia y de meterse de lleno en ella para hacerla crecer desde adentro. Entre esos lectores, está la talentosa compositora Ana Redfield, quien creo una preciosa banda sonora inspirada en la novela, y hoy, venimos a presentársela. El arte para este soundtrack, una vez más, ha sido creado por mí y para darles un guiño sobre lo que les espera en este libro. ¡Anímense a formar parte de nuestra tribu!

 Pueden entrar a escuchar la playlist pinchando aquí:
L.N.D.B. Banda Sonora

Cover final