Convocatoria: Revelación portada LNDB2

portada revelacion

¡Hola, Nación! Tal como lo leen, está ya abierta la invitación a todo aquel que tenga un blog, canal o espacio literario y quiera unirse a nuestra fiesta de revelación de portada 😀 Escríbeme y con gusto te anoto 😉 y recuerda que el primer volumen ya está disponible en todos los portales de amazon. También puedes seguirme en mis redes sociales para enterarte de todo lo que tenemos planeado para el lanzamiento de este libro. ¡Únete hoy a la Nación!

Amazon / Facebook / Twitter / Goodreads / Instagram

Anuncios

#LNDB GRATIS/ Presentación The Wildest of Us

Así como lo leen. No, no les miento. Del 22 al 26 de Mayo, todos van a poder descargar La Nación de las Bestias completamente GRATIS, en todos los portales de amazon del mundo. Estamos de fiesta y manteles largos, pero celebramos algo especial: Oficialmente, nos vamos de kindle unlimited, porque a partir del 1ro de Junio vamos a abrirnos a nuevas fronteras, nuevos horizontes de distribución del libro tanto en físico como en digital (ya les traeré noticias para esa fecha), por ende, no queremos dejar a nadie fuera de esta historia.

Les recuerdo que no necesitan tener un kindle reader para bajar la historia de amazon, basta con descargarse la aplicación kindle a tu tablet, celular o computadora. ¿A qué esperas para entrar en el extraordinario mundo de Elisse? 😉

También, agradecería muchísimo a todo aquel que nos ayude a correr la voz, que quiera dar a conocer la historia también. ¡Siéntete libre de tomar esta promo y compartir la noticia en tus redes sociales!

Gratis


Ahora, yo les prometí por twitter que iba a mostrarles algo muy especial este día. Y no mentí, por ende, hoy les presento oficialmente mi segundo proyecto literario profesional:

Cover

The Wildest of Us

“Alune nunca ha sabido quién o qué es en realidad. Su joven instinto le dice que es un lobo, pero una voz dentro de él le grita que hay algo más. Lo único que tiene claro, es la advertencia que siempre le ha hecho su madre: “Por más asustado o herido que estés, nunca, nunca dejes que te escuchen hablar”.

Pero todo cambia cuando un día, en el místico bosque azul donde ha estado toda su tranquila vida, Alune se encuentra con un hermosísimo ser de orejas puntiagudas que descubre que él es mucho más de lo que aparenta. Y a partir de ese momento, todas las criaturas con las que se topará harán hasta lo imposible para destrozarlo.

Esta es la historia de un niño derrumbado por la crueldad; un ser que nació siendo inocente pero cuyo mundo lo obligará a convertirse en un monstruo. Un aullido retumbará por toda la blanca tierra de Runa, donde sus habitantes, acostumbrados a desconocer el dolor o la tristeza, por primera vez entenderán el significado de la palabra “venganza”.

Esta… es la historia de la leyenda más grande de todas.”

Cuando digo presentar, no es solo mostrarles la pre-portada (ya que es solo un boceto de la final) ni tampoco el hecho de que ya pueden encontrar el libro en Goodreads dando click aquí, es que también pueden leer ya el PRÓLOGO para que entren en calor y le den un vistazo a esta historia de la cual, debo decir, estoy muy, muy emocionada. Es poco, corto, pero apenas lo necesario para respirar. Si quieren dar un vistazo, den click en la imagen:

prologo

The Wildest of Us tiene dando vueltas en mi corazón unos cuantos añitos ya. Probablemente, a la par que #LNDB, pero es mi tributo más puro y sincero a las criaturas más extraordinarias: los lobos. En una entrada pasada ya hablé de mi experiencia con estos seres, y hoy vengo a enriquecer ese concepto mostrándoles un poco de lo que es. De lo que se cocina en mi cabeza.

Algunos se preguntarán por qué el título en inglés. Es simple, la historia estaba pensada para escribirse en inglés, pero pasado un tiempo, me costó encantarme con la idea, por lo que decidí sacarla en mi lengua materna. Y debo admitir que lo único que no terminó de gustarme, fue el título en español (El más salvaje de nosotros), por ende, decidí dejárselo en inglés, que me gusta mucho más.

Y bueno, desde ya, unas cuantas advertencias: si bien esta historia no es tan (taaaan) oscura como LDNB, sí es de contenido maduro. Y brutal. Es fantasía con mi toque bien personal, y quienes ya me han leído, saben que no soy conservadora ni tengo pelos en los dedos. Aquí te encontrarás con una historia que intentaré, sea hermosa a su manera. Me gusta escribir fuerte, con el corazón y el estómago, y no escatimo en realismo si es necesario, ni siquiera por el bien de mis personajes. Los seres vivos sufren, sangran, sudan, tienen sexo, sus decisiones tienen consecuencias y salen heridos de gravedad cuando pelean por sus vidas. Y esta es una historia centrada en, precisamente, el valiosísimo instinto de la vida llevado al nivel de una naturaleza extraordinaria.

También, como vengo mencionando antes, es un retelling. ¿De qué? Bueno, eso me lo guardo en la manga hasta que se publique el libro 🙂 Pero ya no digo más. Quiero que lo lean en carne propia y vivan lo que intentaré contarles.

Ahora, vamos con lo bueno. La historia se publicará hasta el año que viene. Esto, porque primero tengo el lanzamiento de #LNDB2 en noviembre de este mismo año y quiero tener por lo menos avanzada la mitad del tercer libro (que creo, es el más sencillo de toda la saga) antes de seguir con The Wildest of Us.

Soy una escritora meticulosa, o eso quiero creer, por ende, le dedico bastante tiempo a mis proyectos y, aceptémoslo… Soy lenta para escribir. Lenta, pero constante, y si quiero entregarles una historia, tiene que estar hecha con el corazón, no con las prisas y la necesidad de ser prolífica. Escribir es algo que quiero hacer toda mi vida, dedicarle lo mejor de mí, y me gusta tomarme el tiempo de hacerlo lo mejor posible.

Espero, de verdad, que les guste el Prólogo, que les emocione esta historia tanto como a mí y la sigan de cerca, porque vienen grandes cosas a futuro 🙂

The Wildest of Us: Prólogo

prologo

Una vez, los ecos más viejos del bosque me contaron cómo comenzó la leyenda.

Bajo la luna, ocultándose entre las copas de los árboles, susurraron que la primera vez que el pequeño lobo abrió los ojos fue tan solo un par de minutos después de haber nacido; algo muy inusual aun para una criatura de su inusual naturaleza. Y que lo primero que encontró aquella mirada inocente, fue su propio hocico, gris como la ceniza, yaciendo sobre el helado suelo de la improvisada madriguera.

Distinguió de inmediato el azul nítido y vibrante de las paredes de roca, las cuales tiritaban con diminutos resplandores plateados asemejándose a un manto de estrellas; como si los muros de aquella cueva se hubiesen revestido de un asombroso cielo nocturno para darle la bienvenida al mundo de los mortales.

Pero como la belleza nunca es consuelo para una criatura recién nacida, la frialdad de la caverna le mordió los frágiles huesos. Se revolvió sobre sus cortas patitas e intentó levantarse; la ausencia del calor que había sentido mientras estaba en el vientre de su madre era dolorosa, y la placenta ensangrentada que lo recubría ya se había enfriado largos minutos atrás.

La sombra de la inquietud comenzó a llenarlo de miedo, así que, azotado por el frío y la confusión, el cachorro abrió la garganta, la apretó y dejó salir un gañido lastimero, instintivo y demandante.

Lo único que le contestó fue un gemido en la penumbra; un timbre femenino que él reconoció de inmediato, así que volvió a chillar y giró su cabeza en todas direcciones, tratando de encontrar de nuevo la voz de su madre.

El pequeño, al no escucharla de nuevo, sollozó con una voz tan tierna que un corazón se partió en la oscuridad, junto con el ruido de una lágrima arrebatada de una mejilla.

—Aquí estoy, mi cielo.

Dijo su madre al fin, en medio de los resplandores de la cueva; sus ojos grises miraron a su bebé con ternura, y aunque los débiles atisbos de luz y el cansancio apenas le permitían reconocerlo con claridad, ella sintió un amor tan poderoso que todas las lágrimas que aguantó durante el complejo parto por fin estallaron en sus ojos.

Cuando el hocico del lobo le rozó uno de los muslos, buscando su cercanía, la mujer sonrió, enamorada.

Estiró los debilitados brazos y tomó a su cría, aún unida a la cavidad de su entrepierna gracias al cordón umbilical. Sintió un tirón en el vientre, pero aun así lo acunó en su pecho. Suspiró, pasando sus delgados dedos entre el pelaje grisáceo de su hijo, removiendo con cuidado los restos de la placenta.

Al sentir una ligera corriente soplando desde el exterior, lo envolvió con más celo entre sus desnudas extremidades y se recargó contra la pared rocosa de la estrecha cueva donde había escogido parirlo. Tenía una gruesa piel a su lado para proteger a su bebé y a sí misma del frío, pero prefirió refugiarlo primero en su propio calor materno.

A pesar de todo, la joven mujer sabía muy poco de lobos, pero su instinto le decía que aquellos primeros minutos eran vitales. No solo para el pequeño, sino para ella; para que por fin comprendiera que todo eso estaba sucediendo. Para que entiendera que ese era su hijo, su pequeño, y que nada en este mundo iba a cambiarlo.

De pronto, se sintió devastada. Era consciente de que todos los meses que estuvo cargando a ese pequeño en su vientre, nunca tuvo claro qué sentiría al verlo por primera vez. Incertidumbre era siempre su primera opción, pero en los momentos más bajos… era miedo.

Quiso arrancarse a llorar, avergonzada de sí misma, pero el pequeño cachorro volvió a gemir, ahora con más fuerza. A ella le bastó mirarlo un instante para darse cuenta de que estaba hambriento, así que lo acunó cerca de uno de sus pechos para que pudiese alimentarse.

La mujer sonrió, enternecida al ver a su criatura aferrarse a su seno sin un solo colmillo. La naturaleza comenzó a aullar entre ellos, cerrando un dulce vínculo que ni la distancia o el dolor iban a ser capaces de romper. Jamás.

Después de tantos años, Ivanna sintió que por fin su vida volvía a tener sentido. Que ahora, débil, agotada y sucia en aquella solitaria cueva, era más fuerte que nunca. Porque se había vuelto madre, y la razón más poderosa del mundo para ser valiente yacía entre sus brazos.

Pero aun así, en medio de esa inmensa ternura, sintió frío.

Levantó la barbilla y miró hacia el útero de la cueva, la cual se alargaba varios metros para desembocar a los pies de la mística montaña azul. Ella apretó con cuidado a su pequeño como si un monstruo se cerniera sobre los dos, como una sombra, como una furia, porque a pesar de saber que se encontraba en territorio sagrado e intocable… Fuera de aquellas frías paredes nocturnas tan solo le aguardaba un mundo salvaje y cruel que tarde o temprano tendría que enfrentar.

Un mundo que no tendría piedad contra su bebé, porque en el indómito reino de Runa, donde la tierra es azul como los zafiros y los árboles negros como brazos abismales, no había perdón para las criaturas como su hijo; para aquellos fuegos fatuos que nacían bajo la furiosa luna anaranjada. Ivanna sabía que en esa tierra cubierta de nieve y cenizas, las leyendas eran odiadas, perseguidas y azotadas con puño de hierro.

Y que ese día, ella había parido a la leyenda más grande de todas.


Muchas gracias por leer, ¡espero que te haya gustado! Recuerda que es un borrador inicial, por ende, la publicación final puede diferir de ésta. No olvides dejar tu comentario y compartir los inicios de esta historia; también, te dejo el link de goodreads para que la agregues a tu estantería. Toma en cuenta que este libro ya cuenta con pre-registro oficial. ¡Muchísimas gracias por tu apoyo! ¡Y bienvenidos de nuevo a mi fogata!

Goodreads / Descarga en PDF

standard2-150

Un lindo día en la Nación.

¡Hola! Bonito viernes para todos 😀 yo ya estoy en casa, descansando un rato después de buscar cosas para la familia, que mañana ya es nochebuena y es tiempo de pasarla con los seres queridos. Hoy quería escribir un poco respecto al día que tuve, a las cosas hermosas que me pasaron, ¡que fueron muchas! Y no quería quedarme sin ganas de compartirles todo en el blog.

En primera: La Nación de las Bestias ya llegó a los 30 ratings en goodreads, y debo decir que estoy pasmada. De verdad, no tengo palabras para expresar lo gratamente sorprendida que me está dejando esta experiencia, este increíble viaje que está siendo el publicar mi primer libro. Estoy feliz, estoy nostálgica por todo lo que estoy viviendo. Wow… estoy… ¡estoy loca de orgullo! Veinte calificaciones perfectas y el resto, de cuatro estrellas no baja. No creí que llegaría a gustar tanto este mundo que creé, estos seres que se arrancaron de mis entrañas para ponerse en las páginas, y espero no estar echándome tierra yo solita al ponerme a presumir así jeje, pero es que, en serio, no me la puedo creer, ¡gracias! ¡Miles de gracias a todos ustedes por hacer este sueño más grande!

El mundo de la literatura me ha acogido de una forma asombrosa. En tan solo unos meses he conocido más gente, he hecho más amigos y hermanos que en mis casi diez años de artisa visual. No me malentiendan, tengo seres queridos que conocí gracias a mi trayectoria como artista, a quienes adoro y tengo cerca de mí siempre, pero siento que algo en mí ha cambiado poderosamente gracias al hecho de perseguir mi sueño de ser una escritora con todas las letras. Los libros me han cambiado, me han hecho una persona más cálida, más amable, más abierta y, sobre todo, me han hecho feliz. Y espero que el amor que todo esto me transmite se haya plasmado en el esfuerzo que hice para escribir El Señor del Sabbath. En el dolor que fue parir a todos y cada uno de mis personajes…

Vamos por más este 28 de Febrero…

La segunda cosa, y que viene al tema: ya por fin terminé de maquetar el libro, y ya pedí el día de hoy los ejemplares de muestra ♥ así que mi navidad va a llegar hasta enero, pero sé que valdrá la pena la espera; ya quiero tener a esos pequeños entre mis dedos para rayarlos con todas las correcciones que hagan falta. Y bueno, por lo mismo de que ya están definidas la cantidad de páginas que tendrá, ya finalmente he fijado el precio: la edición en paperback de 471 páginas, con cubierta mate y papel crema estará en $14 dólares americanos. Ni más, ni menos. Les voy a confesar que, si bien no le gano la gran maravilla, creo que vale la pena sacrificar unos cuantos dólares con tal de volver más accesible el libro para todos, así que espero encuentre su oportunidad entre los lectores 🙂

La tercera cosa: hoy pasé a recoger algo muy lindo a la paquetería: ¡El primer libro que edité profesionalmente! Hoy me llegaron desde España unos ejemplares del primer libro publicado de mi maestro, Geshe Tsering Palden, titulado “Vagando por el Samsara”, del cual hice la portada (según los requerimientos del tema), diseñé y maqueté los interiores. Aquí les dejo un par de fotitos y el link para que conozcan el libro.

Bueno, hasta aquí mi reporte. Muchas gracias por estar siguiendo el blog y echándole un ojo al proyecto. Espero todos tengan una navidad maravillosa y un feliz fin de año, ¡mis mejores deseos para todos!

Mamá Cuervo

¡Hola! Hoy vamos a hablar de algo muy curioso; bueno, curioso no, de algo común, que creo que a todos los escritores nos ha pasado en algún momento de nuestras múltiples vidas. El día de hoy terminé de leer “Ferals: El que habla con los cuervos”, un libro que me tenía muy intrigada y cuya temática me parecía de lo más interesante: un chico que es capaz de hablar y manipular a los cuervos. La historia en sí, tiene un trasfondo muy atrayente, es totalmente mi tipo de lectura, pero… para mi pena, eso fue lo único que me gustó, la temática.

25299736

Y bueno, no voy a hablarles del libro en sí ni en mis por qués, ya que creo que hay algo más interesante de lo que puedo contarles: de cómo no tuve el corazón para ponerle calificación en goodreads.

Creo que soy una mamá cuervo. No tengo hijos y tampoco planeo tenerlos (por favor, absténganse de decirme cosas como “eso dices ahora, ya cambiarás de opinión”. Son comentarios irrespetuosos.), por ende, mis libros, mis obras artísticas, ellos son mis hijos, porque han nacido de mí. Por ende, a pesar de que no son perfectos, de que tienen defectos y virtudes, les amo de una forma sincera y profunda. Hasta mis personajes han creado una conexión tan fuerte en mí que me preocupo mucho por ellos (jejeje), porque escribir su historia es algo que me mantiene viva y feliz. Escribir me hace feliz, y tal vez más que hacer obras artísticas. De hecho, me está siendo difícil escribir otro libro gracias al fuerte apego que le tengo a Elisse y compañía.

En fin, a lo que voy: toda la vida he estado leyendo desde el punto de vista de una lectora, pero solo hasta ahora, me doy cuenta de lo mucho que puede doler una crítica, por más delicada que sea. Todo “pero” rompe un poquito el corazón, aun cuando se acepte del mejor ánimo, y uno como escritor, que se ha partido en dos pariendo un libro (si de verdad lo ha hecho con pasión) es el que tiene que tragarse todo.

Ojo, no estoy diciendo que esté mal que algo no me guste, ni que deba ser hipócrita y decir que me gusta solo para no herir al escritor ni para inflarle el ego (cosa que ruego, tampoco lo hagan conmigo). No. Lo que estoy diciendo, es que como lectora, quiero procurar ser más considerada, más humilde y amable con las cosas que digo, inclusive ser más selectiva con el tipo de temas que leo con el fin de no hacer pasar un mal rato a mí misma y luego al pobre escritor o escritora, quien no tiene la culpa de que yo ande curioseando entre libros que por default, ya sé que no son lo mío. (Yo siempre advierto que, si eres una persona conservadora, te lo pienses dos veces antes de leer #LNDB)

Creo que siempre fui dura como crítica, hasta que llegó el punto en el que entendí lo que se siente estar del otro lado del papel. De lo que se siente ser mamá cuervo, querer lo mejor para tu pequeño y aun así, arrojarlo al mundo para que se lo coman. Y cuando a uno le dicen que su hijo es feo, es malo o aburrido, a uno le dan ganas de tirarse por una ventana.

Por eso, a pesar de mis pensamientos poco satisfactorios, decidí no calificar el libro; hoy no tuve valor para hacerlo, porque todo el tiempo estuve pensando en lo que yo podría sentir (aun cuando tal vez, el escritor ni siquiera se pasea por las reseñas). No lo sé, tal vez estoy divagando como buena escritora primeriza, tal vez estoy en una especie de etapa sensible que poco a poco se irá endureciendo, pero al menos, por el día de hoy, nos vamos a quedar en blanco.

 

Mis hábitos de escritora

Bueno, en la entrada de hoy me voy a saltar un poquito el furor que traigo de la preventa de mi libro (que es decir mucho, me estoy conteniendo bastante de seguir molestando con eso), así que hablaremos de otra cosa porahora.

Bueno, para empezar, debo aclararles que tengo poquito de haber agarrado hábitos de escritora, es decir, manías casi rutinarias en mi quehacer literario, y esto es porque, en sí, dedicándome a escribir largo y tendido y enfocándome en mis propias historias, tengo poco más de un año y medio. Otra aclaración: escribo desde los trece, y siempre me ha gustado muchísimo (tanto o más que hacer obras artísticas) pero nunca me dediqué a profundidad a ello porque lo hacía más por diversión que otra cosa.

Y bueno, se me antojó hablar de mis habitos de escritora porque hace rato… me subí a la báscula y di el grito en el cielo. Oh, sí, el maldito monstruo del peso me alcanzó por fin xD la maldita manecilla del aparato no paraba de subir y yo me quise tirar de cabeza haha. Es decir, no soy gorda ni nada por el estilo, pero vaya que sí he subido algo de peso desde que me senté frente al teclado gracias a esos malos hábitos que me agarré en el último año y medio, así que ya está decidido que me voy a empezar una dieta… pero, ¡en fin! He aquí mis hábitos de escritora 😀

1. Bebidas: nunca puedo escribir si no estoy bebiendo algo. Ojo, no tiene que ser una bebida alcohólica, de hecho casi nunca lo es (excepto en capítulos decisivos, allí sí me zampo una buena copa de vino tinto o una botellita de cerveza bieeen oscura). Lamentablemente, me acostumbré a que muchas de estas bebidas fuesen energéticas, y he allí el origen de mi problema de aumento de peso.

2. O escribo muy tarde o muy temprano. Así es, si quiero escribir agusto y con inspiración, debo hacerlo temprano, casi que al comenzar mi día, o de plano ya entrada la noche.

3. Música: depende de mi nivel de concentración y de la escena. Hay días en los que puedo escribir con mucha tranquilidad con música de fondo, pero hay otros en los que de plano, cualquier ruidito me desconcentra (sobre todo si son escenas de batallas o que requieran alguna secuencia muy específica de acción, porque si no, termino escribiendo cosas que solo yo entiendo.)

4. Adicción al café. Esto lo incluyo a la lista porque, como le platiqué una vez a Paula de Grei, me hice adicta al café gracias a la escritura.

5. Higiene: definitivamente, no puedo escribir si no me he duchado primero (y de preferencia, con agua bien caliente). Me he llegado a bañar dos veces al día con tal de sentirme cómoda.

6. Miro mi librero: Sí, aunque no lo crean xD un hábito que tengo cuando me da un pequeño bloqueo, es dar media vuelta, admirar mi librero y suspirar, diciéndome a mí misma que algún día, mi saga va a estar allí, en al menos mi propia estantería. Eso me inspira 🙂

7. Siempre, siempre cargo una libreta en mi bolsa, y dicha libreta es exclusiva para anotar ideas respecto al libro que estoy escribiendo, porque con el tiempo, se vuelve un pequeño tesoro. (Tengo una que cargaba para el primer libro de LNDB, y ahora que lo he terminado de escribir, está llenísima y llena de cosas que me traen mucha nostalgia.)

8. Acoso en silencio a mis escritores favoritos. Sip. Yo stalkeo, y stalkeo mucho hahaha, pero no es porque de verdad sea una acosadora, es porque me gusta ver lo que la gente que admiro hace, y eso me ayuda a inspirarme a hacer cosas de tan buena calidad como las de ellos C:

Y ustedes, ¿qué habitos tienen como escritores? si se hacen un post como este, me avisan para leerlo 😀

Preventa YA DISPONIBLE (Y la nostalgia, a tope.)

banner_preventa

Ay. No puedo creer que ya estemos en la preventa, ¡el tiempo se me ha ido volando!  Tampoco puedo creer que hace un año y un par de meses, estaba escuchando “Grow” de Rae Morris (justo como hago ahora) y empapándome de sentimientos frente a las primeras páginas de #LNDB. Los días vuelan y la nostalgia que siento al mirar hacia atrás, hacia todo lo que significó escribir este libro, el comenzar esta saga… todo es inenarrable. (De seguro, para el día del lanzamiento oficial, voy a chillar y a escribir una biblia y hacer un dramón que ni para que les cuento…)

Pero sí. Ya es oficial. Ya POR FIN está disponible la preventa de La Nación de las Bestias para todo el mundo. ¡Estoy hasta el tope de emociones! Ha sido un camino durísimo (y todavía falta más, que el lanzamiento oficial es el siguiente año), ¡pero vamos! espero que mínimo, el precio los motive, ya que está a tan solo $0.99 centavos. Aprovechen, que esta promoción es por tiempo limitado. Les dejo aquí unos links básicos de amazon:

Amazon US | Amazon MX | Amazon ES

Ahora, ¿necesitas una kindle para poder leer el libro? No. En absoluto que no. Puedes descargarte la aplicación kindle desde la app store, windows store o google play y leer en tu celular, tablet o computadora, así que no hay excusas, ¿eh? 🙂 También, si todavía no acabas de convencerte, puedes o leerte nuestras reseñas en goodreads o descargarte gratis los primeros capítulos de la historia aquí.

Bueno, pasemos a cosas más dulces (o agridulces, gracias a todo el sentimiento que traigo encima), que de verdad, quisiera poner unas palabras sobre #LNDB para que, por fin, puedan entender bien de qué va.

Primero que nada, voy a decirles con sinceridad que este no es un libro bonito. No, no señor, no es un libro dulce ni enternecedor ni para quienes buscan terminar con una sonrisa de esperanza en los labios. Porque aquí, la esperanza no es algo que conmueve y mueve mundos, es algo que se tiene que proteger con garras y colmillos. Esta historia es fuerte, es para estómagos resistentes, para gente que está dispuesta a dejar ir una parte suya, a entender que pelear por sobrevivir y por lo que amas no siempre es un camino heróico ni aplaudible.

Porque esta historia es, muy aparte de su lado fantasioso, muy humana.

Yo jamás he sido una persona conservadora, ni mojigata. He sido artista desde los 17 años, a mucho orgullo y honra, y si algo me ha enseñado el arte es a expresarme y a decir las cosas como siento, no como el protocolo de decencia de la fantasía literaria (sobre todo, la juvenil) dicta. Repito, no soy conservadora (pero no por eso, vulgar; tengo las suficientes letras en la lengua y la cabeza para saber lo que estoy escribiendo), por lo tanto, La Nación de las Bestias tampoco es un libro conservador.

No lo digo yo, lo dicen mis lectores: Es crudo, crudísimo, brutal y honesto (se los juro, mis personajes sangran, dicen groserías hasta hartarse, tienen sexo, orinan, sudan y hacen todo lo que se supone que los seres humanos de verdad hacen), pero en medio de eso, siento que La Nación de las Bestias ha podido encontrar su propia belleza en la crudeza de su esencia; en la magia que tiene la inmensa diversidad humana que abarca. Y estoy orgullosísima de mi nación y de lo que es.

Aquí, mis personajes (y sobre todo Elisse, el protagonista) no van a cargarse en la espalda el letrero de “soy valiente y poderoso porque el amor mueve el mundo”. No, aquí ellos van a pelear por los suyos y por ellos mismos porque tienen miedo, porque son vulnerables, porque saben que están vivos y quieren seguir estándolo. Porque saben que allá afuera, hay cosas dispuestas a hacerlos pedazos si ellos no desgarran primero.

¿Qué hay en las entrañas de esta nación? Un chico frágil que tendrá que ir endureciéndose a base de experiencias y que va a ser nuestro guía a través de una fantasía urbana que vive justo bajo nuestros ojos, bajo nuestros mitos, cultos y leyendas; pero, sobre todo un joven que va a crecer, sufrir, odiar, amar y pelear frente a nosotros tan solo para develarnos nuestra propia verdad como criaturas.

Espero, de verdad, que se animen a apartar su ejemplar, a apoyar este proyecto independiente que apenas está empezando. Quiero demostrarle al mundo que los autores independientes también somos perfectamente capaces de crear historias poderosas, cautivantes y de calidad, porque a mí me consta que existimos, y que tenemos un gran futuro por delante.

Solo te pido un único favor: comparte este proyecto. Un me gusta, un share, una compra, un twitt… Todo es infinitamente valioso, porque en esta batalla, estamos nosotros contra el mundo.

Muchas gracias de nuevo a todos. Nos vemos pronto ♥

 

Idea para una nueva historia.

(Perdonen lo soso del título, que en este momento mi cerebro no está muy bien enchufado)

Ok, ahora mismo, en México, es domingo y son las ocho de la mañana. Sería perfectamente comprensible que me encontrase durmiendo ya que ayer me di una linda desvelada escribiendo el segundo libro de mi saga, pero aprovechando que un mosquito (criatura infernal a la cual le tengo pavor) me hizo el favor de despertarme esta madrugada, voy a aprovechar este insomnio para hacer una entrada en el blog.

Bueno, últimamente he tenido una idea para un libro que tengo muchas ganas de escribir dandome vueltas por la cabeza, pero como estoy algo atareada con mi saga (y con la extraña fobia de que muera un día de estos sin haberla terminado xD) no me he dado a la tarea de sentarme a estructurarla y hacerla como se debe, a pesar de que tengo por allí una libretita donde he estado poniendo todas las ideas respecto a esta historia.

Creo que sería mucho más sano si, en vez de meter la cabeza en un documento de word y tirarme largo y tendido a escribir dos libros a la vez, me dedico a publicar de vez en cuando un capítulo de la historia, haciéndolo como un simple bocetaje, sin tantas revisiones y cabeza metida de por medio; siento que sería lindo ir haciendo esta historia públicamente, poco a poco y, en algún futuro, editarla y volverla un libro completo. ¡Ya veremos!

Sobra decir que es un libro de fantasía. No tengo nada en contra de la ficción (de hecho, tengo por allí un par de libros de ese género que escribí hace tiempo y espero, algún día, reestructurar) pero todo lo que involucre lo sobrenatural me pone de cabeza, y creo que se nota en mis obras de arte :P. Bueno, esta historia va a pretender ser un retelling (una especie de adaptación moderna de libros clásicos) que, si bien no voy a revelarles de qué libro es, sí les puedo decir que va a tener muchas garras y colmillos y que va a involucrar a una de mis leyendas favoritas 🙂

¡En fin! Tal vez alguno de ustedes me llegue a recomendar páginas como wattpad para subir la historia, pero… les voy a ser honesta, este tipo de páginas no me van mucho. No tengo nada en contra de ellas, pero con el tiempo uno se obsesiona con los reviews y las visitas (lo digo porque yo escribí durante AÑOS en fanfiction net, tal vez algún día hable de esta etapa oscura por aquí haha) y, además, suelen haber muchos conflictos al ser redes tan grandes y con tantos críticos y criticones. Prefiero que todo se quede aquí, en casita y con la familia, así que tal vez en unos días les traiga una sorpresita 🙂